EL PERDON TE LIBERA

Written by on Enero 17, 2018

¿Sabías que existe un poder que tienes sobre cualquier persona que te hace daño?, es el poder del perdón, porque libera a ambas partes de la atadura negativa que los une.  Es paradójico, pero mientras no perdones, es como si llevaras atado a tu cuello, a donde quiera que vayas, a quien quisieras tener a kilómetros de distancia.  Jesús dijo “ponte de acuerdo con tu adversario” porque la cura más efectiva es la más rápida.  Si tienes amargura en tu corazón, ésta te hace más daño a ti, que a la persona que va dirigida.

Perdonar significa “dejar pasar”, eso no quiere decir que vas a fingir que no sientes dolor, decepción, frustración, porque ante una ofensa es normal sentirnos de esa manera; sino que, a pesar de esos sentimientos, dejamos pasar la ofensa sin castigar o buscar nuestra justicia por el daño recibido, mas bien permitimos que el amor de Dios sane nuestro corazón hasta el punto de poder interceder por esa persona.

Amigo(a) vivimos en un mundo imperfecto, o sea no podemos aspirar a vivir sin conflictos, siempre tendremos a alguien a quien perdonar y a quienes pedir perdón.  Además, si buscas hacer respetar “tus derechos” en tus fuerzas, normalmente miras hacia atrás, recuerdas el daño que te hicieron, y al estar “recordando el daño” no puedes mirar hacia adelante.

Nunca avanzarás mientras te mantengas tratando de ajustar cuentas con tu agresor.  Jesús dijo “actúa tú primero.  Ponte de acuerdo con tu adversario” porque el rencor te impedirá seguir adelante.  Cuando has sido herido por un amigo, tu cónyuge, tu jefe, tus padres, y no perdonas rápido, eso dañará tus relaciones, disminuirá tu productividad, acelerará el proceso de envejecimiento, producirá ansiedad y depresión, contribuirá a enfermedades del corazón y artritis, te quitará las ganas de vivir.  Pero si perdonas, el perdón hará “borrón y cuenta nueva” y eliminará gran parte del daño provocado.

Sólo cuando miras en la dirección correcta y perdonas, puedes avanzar.  ¡Ya no mires el pasado, perdona de una vez, mira hacia adelante, verás cómo aumenta tu energía, se potencial aumentará y mejorarán las perspectivas de la vida, y lo principal, honrarás a Dios!

Analiza estas dos porciones de la Biblia:

Proverbios 24: 17 “No te alegres cuando caiga tu enemigo, ni se regocije tu corazón ante su desgracia,…” NVI

Romanos 12:20 Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta” NVI

Seguramente haz visto pelear a 2 niños por un juguete, cuando 1 termina quitándole el juguete al otro, parecería que se odiarán para siempre, sin embrago, enseguida ya están jugando otra vez, juntos, como si nada hubiera pasado.  Pues bien, Jesús dijo que hasta que no aprendamos a pensar como un niño, con esa inocencia, no disfrutaremos de los beneficios de Su reino (Mateo 18: 13).  Los niños no piensan en el pasado, ellos viven en el presente, nunca se preocupan por el futuro y perdonan rápidamente, ¡qué hermosa lección de vida!

¿Por qué no tomas el teléfono ahora mismo y llamas a esa persona con quien tienes pendiente el perdón? No quiero decir que debes permitir que cualquier persona deliberadamente te dañe o te lastime, porque hay cosas que debes decidir parar, por ejemplo, la violencia; además, Dios nos llama a huir de los insensatos y malvados. Mi llamado es a que cierres los ciclos en tu vida para que puedas continuar, tú lo puedes hacer, tener la libertad que te da el perdón, depende sólo de ti.

Busca la presencia de Dios conversa con Él para que te de el entendimiento de a quiénes debes pedir perdón y a quiénes perdonar, Dios conoce tu corazón y traerá a tu mente los pecados que tengas, porque la falta de perdón es pecado.

Amigo(a) si queremos el perdón de Dios primero debemos perdonar a quienes nos ofenden y pedir perdón a quienes hayamos ofendido.  Jesús se entregó para que nuestros pecados fueran perdonados, entonces la falta de perdón es restarle el valor al sacrificio de Cristo en la cruz, ya que nada de lo que nos hagan, por más malo que sea, se compara con lo que Jesús padeció por ti y por mí, y aun así Él decidió perdonar.

Jesús es nuestro modelo, Él nos enseñó que perdonar a quienes nos lastimen, es posible.  Acércate a Él y te enseñará que el amor puede más que el rencor.

 

 

Referencias:

http://www.devocionalescristianos.org/2014/10/el-perdon-te-libera.html

http://www.devocionalescristianos.org/2014/01/ponte-de-acuerdo-pronto-con-tu-adversario.html

http://respuestabiblica.com/index.php/reflexiones-semanales-del-mes-de-mayo-2013/semana-del-12-de-octubre-de-2015-el-ser-humano-y-el-perdon/276-el-ser-humano-y-el-perdon

 

 

 

 

 


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


OE RADIO

Transmisión en Vivo

Current track
TITLE
ARTIST